COMUNICADO DE LA SECCIÓN SINDICAL DE SERVICIOS PÚBLICOS DE CNT VALLADOLID ANTE EL DESCONTROL DE LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN EN LA VACUNACIÓN DE LOS TRABAJADORES.

Denunciamos la inoperancia y descontrol de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León al no haber incluido en el listado de personal esencial para ponerse la vacuna contra la Covid-19 al grupo de conserjes de los colegios de infantil y primaria ni al personal de limpieza argumentando que no son trabajadores de la administración autonómica; tampoco a los trabajadores no docentes de las secretarías de los centros educativos (estos sí, funcionarios).

El protocolo de los Servicios Sanitarios establece que son trabajadores esenciales de Educación los funcionarios docentes así como los laborales de la administración educativa. No entendemos que quienes son esenciales para el mantenimiento, guarda, custodia y limpieza de los centros de infantil y primaria o los funcionarios no docentes que atienden al alumnado y familias que acuden a las secretarías de colegios e institutos hayan quedado al margen del presente proceso de vacunación. No entendemos que el argumento para no incluir al grupo de conserjes y personal de limpieza en este periodo de vacunación sea el pertenecer a otra administración como es el Ayuntamiento. Y lo entendemos menos aún cuando dentro de este proceso sí se está vacunando al personal de los centros educativos privados y privados concertados y se piensa vacunar, durante las vacaciones de Semana Santa, al personal de las empresas privadas que prestan servicios de madrugadores y comedor en los centros educativos y que, entendemos, también son trabajadores esenciales y por tanto con derecho a esta vacunación.
Esta situación caótica la conocemos de primera mano por ser similar en centros sanitarios, socio-sanitarios (residencias, albergues, centros de atención a personas dependientes…) y en general en los servicios sociales.

Desde CNT siempre hemos defendido la existencia de una sola administración pública donde los trabajadores y las trabajadoras, según su categoría, tengan los mismos derechos y las mismas prestaciones independientemente de que sean funcionarios, estatutarios o laborales y que su puesto pertenezca a una administración local, autonómica o estatal.
Exigimos, por tanto, que de forma inmediata se incluya a toda la plantilla de los centros de infantil, primaria e institutos en el grupo de trabajadores esenciales para ser vacunados en este proceso establecido por el protocolo de Sanidad.

 

Todos/as los/as trabajadores/as de la educación somos esenciales

 

 

Un comentario en «[JCyL] Ante el descontrol de la Consejería de Educación en la vacunación de los trabajadores»

  • Tampoco tiene sentido que se haya eliminado del criterio de vacunación a los profesores de Centros de Adultos teniendo una población más vulnerable.

Responder a luis Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.