El Ayuntamiento de Valladolid ha denegado recientemente a un afiliado del sindicato el disfrute a tiempo parcial del permiso por nacimiento de menor a partir de la sexta semana, derecho previsto en el Estatuto de los Trabajadores y en el EBEP.

Este derecho forma parte de las modificaciones introducidas por Real Decreto Ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, y viene previsto en el artículo 48.4 del Estatuto de los Trabajadores y en el artículo 49 del Estatuto Básico del Empleado Público, donde se indica que la suspensión del contrato de cada uno de los progenitores por el cuidado de menor, una vez transcurridas las primeras seis semanas, podrá disfrutarse a tiempo parcial siempre que exista acuerdo con la empresa y “en los términos que reglamentariamente se determinen”.

La administración argumenta que la falta de desarrollo reglamentario impide la concesión de dicha modalidad de permiso. CNT Valladolid considera que estamos ante una argumentación peregrina y contraria al ordenamiento jurídico, al pretender denegar un derecho previsto explícitamente en la ley en base a la falta de desarrollo de un reglamento de rango menor, como pudiera ser un convenio colectivo o un acuerdo laboral.

Desde CNT Valladolid denunciamos que esta situación perjudica a toda la plantilla municipal y, por extensión, a la de todas las empresas del entramado empresarial del Ayuntamiento (fundaciones, empresas públicas, subcontratas y falsos autónomos).

Estamos ante una nueva irregularidad en materia laboral de la administración, igual que está intentando modificar las condiciones del servicio de limpieza de manera ilegal (como denuncia la Sección Sindical de CGT), que pretende despedir a 18 conductores de AUVASA, que mantiene una desproporcionada cantidad de trabajadoras con contratos temporales en fraude de ley o que alienta los despidos masivos de sus subcontratas.

El propio Ayuntamiento, en su recién publicado VI Plan Municipal Integral de Igualdad y Contra la Violencia de Género, señala entre otros asuntos, que el 88,90% de las personas desempleadas que abandonaron su trabajo remunerado por cuidado de menores o personas dependientes fueron mujeres, y que en Castilla y León las mujeres dedican el doble de tiempo respecto a los hombres al cuidado del hogar y la familia. En el texto se refiere también a la brecha de género salarial y en cuanto las pensiones, ya que es la mujer la que se ve forzada a reducir la jornada laboral o a abandonar el empleo para prestar cuidados y realizar tareas domésticas, afectando a las horas cotizadas. En el año 2018 el salario de las mujeres fue de media un 23,33 % inferior al de los hombres, y en las pensiones existe una diferencia de 483,47 € a favor de ellos. La mayoría de las pensiones de viudedad son cobradas por mujeres, y las de jubilación por hombres, haciéndolas a ellas económicamente dependientes de sus maridos.

La defensa de los permisos por cuidado de menores iguales e intransferibles, es decir, la corresponsabilidad en los cuidados y que el mayor peso de éstos no recaiga en las mujeres, fue una de las muchas reivindicaciones que llevó a esta central sindical a convocar las huelgas generales de 24H de los 8 de marzo de 2018 y 2019. No vamos a permitir que estos derechos no se respeten en toda su extensión.

Servicios Públicos
CNT Valladolid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.